martes, 28 de mayo de 2019

José Salas

Esta semana se celebra en Sevilla el día de las Fuerzas Armadas. Llevo unos cuantos días con sobresaltos, escuchando el estruendo de los aviones haciendo sus ensayos.

Todo esto me ha llevado a investigar la vida de mi tío José Salas, que unos meses antes de la sublevación del 18 de julio de 1936 se alistó en La Legión como voluntario. Quería hacer la mili cuanto antes para presentarse a las oposiciones de correos...

lunes, 27 de mayo de 2019

Ibn Jaldún

El 27 de mayo de 1332 nacía Ibn Jaldún. Te invitamos a acercarte a su vida con esta frase:

'El gobierno previene de toda injusticia, salvo la que comete él mismo'.

Artículo en wikipedia

viernes, 24 de mayo de 2019

Viernes verde

"Nuestro futuro se ha vendido para que un puñado de personas puedan ganar cantidades inimaginables de dinero. Nos han robado el futuro a la vez que nos decían que no había límite".
Greta Thunberg

miércoles, 22 de mayo de 2019

Diversidad




Estos días recuerdo con pena cuando, responsable de contenidos del portal de Averroes en la Junta de Andalucía, ponía los objetivos de la FAO para erradicar el hambre en el mundo... yo creí que era posible, los objetivos eran coeherentes, alcanzables. Espero que ésto no sea otra propaganda más. Es necesario trabajar para cambiar al humano.

sábado, 18 de mayo de 2019

Una celebración

El día 18 de mayo, tradicionalmente hemos celebrado el inicio de los Grupos Scouts de ASDE-Scouts de Andalucía en Dos Hermanas.

El primer Grupo Scout fue Orippo, que tuvo su sede en el Colegio Público Maestro Enrique Díaz Ferreras en la barriada de La Moneda.

El segundo, fue el Grupo Scout Dos. Éste nació en Montequinto en el Colegio Público Gustavo Adolfo Bécquer (hoy Poetas Andaluces). Tuvo un tiempo su sede en Bellavista y terminó siendo el Grupo Scout de Nervión-Sevilla.

Terminó fusionado con otro Grupo Scout, hoy Grupo Scout 575-HabitaDos.

domingo, 12 de mayo de 2019

¡No hay planeta B!

Mi nombre es Greta Thunberg. Tengo 15 años. Soy de Suecia. Hablo en nombre de Climate Justice Now (...) Ustedes solo hablan del crecimiento económico verde y eterno, porque tienen demasiado miedo de no ser populares. Solo hablan sobre seguir adelante con las mismas malas ideas que nos metieron en este desastre, incluso cuando lo único sensato que pueden hacer es poner el freno de emergencia. No son lo suficientemente maduros para decir las cosas como son. Incluso esa carga nos la dejan a nosotros los niños. Pero a mi no me importa ser popular. Me preocupo por la justicia climática y por el planeta (...) Nuestra biósfera se está sacrificando para que las personas ricas en países como el mío puedan vivir de lujo. Son los sufrimientos de muchos los que pagan por el lujo de unos pocos (...) Ustedes dicen que aman a sus hijos por encima de todo, pero les están robando su futuro ante sus propios ojos (...) Necesitamos mantener los combustibles fósiles en el suelo y debemos centrarnos en la equidad. Y si las soluciones dentro del sistema son tan imposibles de encontrar, tal vez deberíamos cambiar el sistema en sí mismo. No hemos venido aquí a rogar a los líderes mundiales que se preocupen. Nos han ignorado en el pasado y nos volverán a ignorar. Nos hemos quedado sin excusas y nos estamos quedando sin tiempo. Hemos venido aquí para hacerles saber que el cambio está llegando, les guste o no. El verdadero poder pertenece a la gente. Gracias.
Greta Thunberg ante la Cumbre del Clima de las Naciones Unidas, 2018

miércoles, 8 de mayo de 2019

¿Por qué un Día de Europa?

El Día de Europa celebra cada 9 de mayo la paz y la unidad del continente. La fecha coincide con el aniversario de la histórica declaración de Schuman. En un discurso pronunciado en París en 1950, el ministro francés de Asuntos Exteriores, Robert Schuman, expuso su idea de una nueva forma de cooperación política en Europa que hiciera impensable un conflicto bélico entre las naciones europeas.

Esa idea era la de una institución europea que mancomunara y gestionara la producción de carbón y acero. Justo un año después se firmó el Tratado por el que se creaba esa institución. La propuesta de Schuman se considera el comienzo de lo que hoy es la Unión Europea.

martes, 7 de mayo de 2019

De nuevo elecciones

Estos días se abre una nueva campaña para las elecciones europeas, municipales y algunas autonómicas. Leo (vuelvo a leer) los compromisos de los partidos, sobre todo para las europeas, y se me viene a la memoria este texto de la novela de Magdalena Gómez Amores 'Siempre fuimos más jóvenes que hoy'
...
La tarde de octubre era lluviosa y con ráfagas de viento. Esos días Sevilla se colapsa, como si la lluvia fuera un fenómeno extraño: los atascos de tráfico son habituales. Los sevillanos se han acostumbrado tanto a los días claros y soleados, a hacer parte de su vida en la calle, que la lluvia los coge desprevenidos y los entorpece.
Rosa llegó a casa de sus tíos. Lucas le abrió la puerta con una sonrisa de bienvenida.
—Hola, Lucas. ¡Ufff, vengo hecha una sopa! ¡Vaya tardecita se ha puesto!
—Pasa, anda. Ya será menos. Hace falta agua.
Rosa dejó el paraguas y entró en la sala seguida de su primo. Se despojó del chubasquero.
—¿Dónde dejo esto? Está chorreando…
Lucas lo cogió y marchó al lavadero. La chica se sentó y gritó:
—¿Estás solo?
—Sí —contestó Lucas mientras entraba de nuevo—. Mi padre tiene claustro y mi madre trabaja hoy de tarde.
—Tenía ganas de hablar contigo, lástima que Ali no esté. ¡Vaya cumple que dio mi hermanito!
—Rosa, ya deberías conocerlo. Hay temas que es mejor no tratar cuando él está.
—Hijo, de lo único que se puede hablar es de Pasión y de los Estudiantes, y con cuidado —replicó con fastidio.
—Bueno... deja a tu hermano. ¿Qué querías decirme?
—Vengo a invitarte... —hizo una pausa quedando pensativa— a una asamblea.
—Asamblea, ¿de qué? ¿No será del PP? —Soltó una carcajada—. Por cierto, ¿el PP hace asambleas?
—Lucas, en serio, desde el 15M han pasado muchas cosas: en todos los barrios y pueblos se han organizado asambleas. El 15M no fue una casualidad: había muchos colectivos preparados para la lucha social, se estaban aglutinando y de pronto se encontraron con la acampada de Sol y allá fueron. Tu viviste, como yo, los días de Las Setas, fue bonito, pero no fue un final, sino el comienzo de algo, algo que hay que organizar y rentabilizar para que no quede en nada.
—Me parece bien... sólo que no sé a dónde quieres llegar.
—Estoy metida en Amate, nos reunimos... ¿Recuerdas a Pablo, aquel chaval que cantaba la Pena, penita, pena? También está allí y muchos más del 15M. Tratamos de canalizar el descontento de la gente y la indignación hacia un cambio político. Yo estoy pensando unirme a Izquierda Anticapitalista.
—Sabes que soy de Izquierda Unida.
—Me parece muy bien, no pretendo que cambies de partido, sólo que asistas a las asambleas.
Durante un momento quedaron callados. Lucas observaba a Rosa. Envidiaba la seguridad y la energía que emanaba de ella. Él era más cauto: siempre estaba lleno de dudas y vacilaciones. Rosa era toda acción, se dejaba llevar de una manera intuitiva por los acontecimientos. Lucas era mucho más reflexivo.
—¿Saben tus padres todo esto? —preguntó intrigado.
—¿Mis padres? —Soltó una carcajada—. Por supuesto que no, les daría un telele. Estaríamos todo el día discutiendo. Además, mi padre, desde que perdió el dinero en las preferentes, está fatal. Tiene una depresión de camello. Debería verlo un especialista.
—¿Tú no le sirves?
—No puedo tratar a mi padre, no sería objetiva... Bueno, no me cambies de tema, ¿vienes a la asamblea o no?
—No me va a quedar más remedio, eres un plomo —explicó condescendiente.
Rosa sonrió mostrando los hoyitos de sus mejillas.
—¿Has escuchado hablar del manifiesto “mover ficha”?
—Sí, los de IU no somos cavernícolas. Estamos al día.
—Se han juntado un grupo de intelectuales, hay que llegar a las instituciones: tenemos que terminar con la impunidad, con el saqueo de unos pocos, con el aumento de las desigualdades, con las pérdidas de derechos... eso no lo van a conseguir los partidos tradicionales. —Se había levantado mientras hablaba, casi sin darse cuenta, y se movía por la sala.
—Estoy de acuerdo contigo, pero nosotros también luchamos en contra de la desigualdad, del capitalismo…
—Mira, Lucas —lo interrumpió Rosa—, IU ha apoyado al PSOE muchas veces y eso no puede ser. El PSOE se ha vuelto tan de derechas como el PP.
Lucas sonreía con tranquilidad mirando a su prima: era difícil hacerle perder el control.
—Venga ya, eso era con Llamazares. Cayo Lara no está por ser comodín de nadie. Somos un partido con una identidad que no vamos a perder ahora.
—Bueno, ¿vas a venir a la asamblea o no? —inquirió concluyente.
—Que sí, iremos a la asamblea —respondió complaciente—. Yo siempre estoy dispuesto a defender lo que surgió en el 15M, pero mi partido tiene una tradición y un pasado de lucha que no vamos a regalar ahora. Un partido de izquierda siempre tiene un pie en la calle, con la gente... porque para eso es un partido de izquierda, que trabaja con y para el pueblo.
—Vamos, que tu partido es perfecto... —sonrió irónica—. Pues no parece que tenga muchos votos.
—No hay un partido perfecto. IU ha cometido errores porque lleva mucho tiempo trabajando y luchando. Los que no hacen nada son los que no se equivocan.
—Pero os estáis convirtiendo en la muleta del PSOE, al menos en Andalucía. Cuando la señora Díaz no os necesite, os dará la gran patada.
—Mira, Rosa, cuando nos hemos plantado para parar un desahucio, nunca nos hemos preguntado de qué partido éramos, nos hemos unido contra la opresión, sin más.
—Pues eso es lo que yo pido: la unidad, no ya de la izquierda, sino de la clase obrera, de los oprimidos por el capitalismo…
—Es difícil unir a la clase obrera, por varios motivos —interrumpió Lucas con voz pausada—. El primero es que muchos obreros no tienen conciencia de que lo son. Hay quienes piensan que obreros son los que van con pico y pala a la obra. Yo me considero obrero, porque vivo de mi trabajo, con un sueldo de miseria y me he pasado la vida estudiando.
—Pero no vas a comparar a mi hermano Enrique con Carmela.
—Es que tu hermano no entiende que él es un obrero, aunque su nivel de vida sea más alto, porque él no maneja los medios de producción. No deja de recibir un salario a cambio de un trabajo. —Sonrió y miró a su prima que estaba absorta en sus palabras—. El problema es el miedo que tu hermano y la gente como tu hermano tienen a perder su nivel de vida: eso les hace mirar hacia otro lado ante los problemas acuciantes de la gente como Carmela.
—¿Recuerdas la entrevista a Anguita? —preguntó retórica—. Hablaba de que el sistema actual es incompatible con la democracia... según él, para que haya democracia tiene que haber un bienestar social y no lo hay... por eso tenemos que luchar contra este sistema, todos unidos.
—Me acuerdo perfectamente, prima, pedía trabajo, vivienda, vestido y cultura... La democracia actual no sirve: no sirve de nada votar cada cuatro años si no se tiene para comer…
—También habló de que debe seguir la lucha, de que no podemos esperar que nos den las cosas hechas —contestó con mirada pensativa.
—Estás diciendo lo mismo que yo. Anguita se sintió identificado con el 15M, como toda IU, “son los nuestros, formamos parte de ellos. Soy representante no sólo de IU, sino de todas aquellas personas que venían al partido, aunque sin carné, a debatir problemas sociales”. —Sonrió a su prima—. Éstas fueron más o menos sus palabras.
—Pero también dijo que el objetivo del 15M era llegar a una mayoría de personas que no se atreven a salir a la calle de protesta, que sufren la política del miedo y que ven día a día cómo van perdiendo calidad de vida. —Rosa había vuelto a sentarse en el sofá, aunque su postura era tensa y expectante.
Hubo un silencio cómodo entre los dos, sumidos cada uno en sus pensamientos. Lucas miraba a su prima como indeciso, Rosa ni siquiera notaba su mirada.
—Rosa —la llamó con voz suave.
—¿Sí? —contestó algo distraída.
—Tengo que hablarte de Alicia. —Rosa lo miró sorprendida por el cambio de tema—. Desde que volvió de la manifestación de Madrid no es la misma.
La actitud de Rosa cambió al momento, de forma inconsciente relajó sus músculos y quedó mirando a Lucas en actitud de oyente.
—La semana pasada —continuó Lucas— estaba bastante depre. Alejandro sigue en Madrid; ella ahora ya no va tan a menudo y el sábado estaba mustia. Le pregunté si quería ir al cine, aceptó no muy entusiasmada, y fuimos al Nervión. Fue un error: entramos en la película de Mel Gibson, como podíamos haber entrado en otra cualquiera. “Vacaciones en el infierno” creo que era el título. Íbamos con Nacho y Claudia y la idea era tomarnos unas cervezas al salir.
Calló un momento, mirando a su prima —«Tiene actitud de psicóloga —pensó sonriente—. Es increíble cómo las profesiones nos condicionan».
—Te escucho —la voz de Rosa había perdido su énfasis habitual.
—Pues la película era poco apropiada, por decirlo de forma suave. ¿La has visto?
—No —contestó lacónica.
—Es un tío que roba a un mafioso y va a la cárcel, en México, lo hartan de tortas después de detenerlo. Alicia no fue capaz de terminarla, empezó a sentirse mal y salió. Yo la acompañé y le dije a Claudia y a Nacho que nos íbamos. Para mí que tenía una crisis de ansiedad, supongo que recordando lo de Madrid, no sé. Yo quería llevarla a urgencias, pero no quiso. Volvimos a casa, pero no quiso contarme que le pasaba. —Respiró con fuerza antes de proseguir: —El domingo hablé con mi madre. Le conté lo que había pasado, ella no me había dicho nada, pero estaba preocupada también: resulta que fueron el otro día de compras a El Corte Inglés, era un sábado en hora punta y la planta baja estaba llena de gente... pues a mi hermana le dio como un mareo y respiraba con dificultad, tuvieron que volver a casa sin comprar.
—Hace días que no la veo, pero es normal que después de lo que le pasó desarrolle una serie de fobias: demofobia y miedo a la policía. Debería visitar a un psicólogo. Yo puedo recomendarte el mejor de Sevilla, según mi opinión.
—¿Tú no puedes...?
—Yo no puedo, Lucas, me gustaría, pero no puedo. No sería objetiva.
—Va a ser difícil convencerla, la veo muy apática.
—Mañana la llamo y lo intento.
***
Antonio corregía los trabajos del alumnado, sentado en el sillón de la sala. Avanzaba noviembre y empezaba a refrescar. María llegó del hospital cuando anochecía, saludó a su marido besándolo ligeramente y acto seguido preguntó:
—¿Y Alicia? —su voz denotaba apremio y preocupación.
—En su cuarto estudiando, supongo —contestó su marido, absorto en el trabajo.
—Antonio, hijo, a ver si me escuchas con atención —dijo con enfado.
—Pero si no hago otra cosa todo el día... —respondió entre resignado e irónico. Fijó la vista en su mujer, apartando de manera ostensible los exámenes.
—Alicia está mal, no sé si lo habrás notado. Ha perdido la ilusión y la veo tristona, además está desarrollando fobias…
—Lo he notado, lo sé... —Ahora miraba con intensidad a su mujer—. Se le irá pasando poco a poco. Yo también pasé momentos amargos con la policía cuando era joven…
—Pero era distinto: terminábamos una dictadura y empezaba una democracia débil. Teníamos que luchar por nuestros derechos día a día. Nosotros sabíamos muy bien lo que nos esperaba. A ella le ha cogido de sorpresa, se supone que vivimos en una democracia en la que podemos expresarnos y manifestarnos... Y la policía le ha dado bien.
—¿Y qué crees que podemos hacer?
—Lucas habló con Rosa y le ha recomendado un psicólogo, deberíamos hablar con ella y que haga terapia.
—¡Tanto luchar para llegar a esto! —La voz de Antonio denotaba rabia y cansancio.
—Pues sí, hijo, vamos para atrás como los cangrejos.
Sé que la historia es la misma
la misma siempre, que pasa
desde una tierra a otra tierra
desde una raza a otra raza
.
Antonio recitaba con nostalgia los versos de León Felipe mirando a su mujer, luego dijo: —A ver si la juventud que viene es capaz de resolver los problemas de esta España.
...

domingo, 5 de mayo de 2019

Para mamás comprometidas

EL OLVIDADO ORIGEN DEL "DÍA DE LA MADRE"

En 1870 la escritora estadounidense Julia Ward convocó a todas las madres del mundo a rebelarse contra la guerra, en una desgarradora proclama pacifista que mantiene su vigencia.
 

La proclama convocaba a un Congreso Internacional de Madres para promover alianzas entre diferentes nacionalidades y el arreglo amistoso de cuestiones internacionales.
 

¡Levántense, mujeres de hoy! ¡Levántense todas las que tienen corazones, sin importar que su bautismo haya sido de agua o lágrimas! Digan con firmeza: ‘No permitiremos que los asuntos sean decididos por agencias irrelevantes. 

Nuestros maridos no regresarán a nosotras en busca de caricias y aplausos, apestando a matanzas. No se llevarán a nuestros hijos para que desaprendan todo lo que hemos podido enseñarles acerca de la caridad, la compasión y la paciencia’. Nosotras, mujeres de un país, tendremos demasiada compasión hacia aquellas de otro país, como para permitir que nuestros hijos sean entrenados para herir a los suyos. Desde el seno de una tierra devastada, una voz se alza con la nuestra y dice ‘¡Desarma! ¡Desarma!’ La espada del asesinato no es la balanza de la justicia. La sangre no limpia el deshonor, ni la violencia es señal de posesión.

Julia Ward, Proclama del Día de las Madres, 1870

sábado, 4 de mayo de 2019

Un día para la Guerra de las Galaxias

Desde hace cuarenta años, el 4 de mayo tiene lugar el «Star Wars Day», en el que los fans conmemoran y homenajean a la saga intergaláctica más conocida del cine.



¿por qué es hoy el Día Mundial de Star Wars?

El motivo tiene su origen en algo que sucedió hace cuarenta años en Reino Unido. Se remonta al año 1979, cuando el mundo todavía estaba extasiado tras el estreno de la primera película de la saga, «Star Wars: Una nueva esperanza» (aunque la cuarta en el orden del Universo de la franquicia). El 4 de mayo de aquel año, justo después de que Margaret Thatcher fuese investida como primera ministra británica, sus compañeros del Partido Conservador le enviaron una nota de felicitación, que fue recogida por el rotativo «London Evening News». En ella, se podía leer: «May the 4th be with you, Maggie. Congratulations», traducido al español como «Que la fuerza te acompañe Maggie. Enhorabuena», utilizando ese «4th» como un acrónimo de «force», «fuerza» en inglés.

Leído en PlayCine.