viernes, 18 de enero de 2019

Mi personaje del día

http://laiasanz.com/

 Hace menos de un mes Laia Sanz no sabía si surcaría las dunas del desierto de Ica. Un día se levantaba con el ánimo por los suelos y trataba de asimilar cómo sería renunciar a la carrera de su vida. Al día siguiente se veía con fuerzas para intentar, al menos, estar en el podio de salida en Lima. Apenas se estaba recuperando de una enfermedad que la había tenido tres meses de baja, prácticamente en la cama: una infección vírica y bacteriana que la obligó a abandonar el Rally de Marruecos, una de esas pruebas que sirve como tentempié del Dakar. Aquello fue a finales de septiembre. Primero le diagnosticaron mononucleosis, luego observaron que también había contraído la fiebre Q, y para rematar sufrió una neuropatía. Nada parecía estar bien. Tres meses después, hacía las maletas para plantarse en Perú. Es dura y ambiciosa. Tenía que probarlo... (extraído del diario elpais)

No hay comentarios:

Publicar un comentario